lunes, 5 de junio de 2017

LOURDES EN EL CAMINO DE LA LUZ (EL REGRESO)




Deseo recomendaros un libro, El insólito peregrinaje de Harold Fry. Su autora es Raquel Joyce y está editado por Salamandra.

Nos relata un peregrinaje nada convencional que se desarrolla en las tierras de Inglaterra en época actual. En el libro, como invitación a ese peregrinaje, aparece un poema de John Bunyan (1678), de su libro El progreso del peregrino.


                                   Miren bien estos ejemplos
                                   los que quieren ser viadores,
                                   y desechen los temores
                                   de este valle terrenal.
                                   Viento, lluvia ni borrasca
                                   apartan al peregrino,
                                   que, firme, sigue el camino
                                   de la Patria Celestial.


A la vuelta de la peregrinación de Lourdes, en el silencio íntimo de cada peregrino, buscamos la quietud del alma. Entonces recordaremos el Santuario, a su Madre, y ante ella rogaremos por los ausentes, también por los presentes; para todos ellos ofreceremos nuestras plegarias.

Las imágenes son presencia, los recuerdos son volátiles por caprichosos: Josetxo, tu eres presencia. Para Josetxo Beristain, de Ordizia: Orain Aitaren etxean dago-Ahora está en la casa del Padre.

También deseo hacer presente a Antoine Llobet de Lescar y a Cécile su fiel dama. Ellos siguen en el Camino recorriéndolo todos los días con pasión y dulzura. Y más ahora que son momentos de incertidumbre. Antoine: sigue luchando ¡Buen Camino, Peregrino! Espero veros pronto, en Lescar o en Zumaia.

“Derramaría una dulce mirada que pudiera curar la herida de tu corazón, y si fuese preciso, coronaría tu frente con guirnaldas y laurel”.

Del libro El poder de la compasión, del Dalai Lama:

Como dijo el gran erudito indio Shantideva: “Si hay una manera de vencer el dolor, no hace falta preocuparse; si no hay manera de vencer el dolor, no vale la pena preocuparse”.

Shantideva (687-763 d. C.) India. 


Ludovico Einaudi Solo






















Josetxo Beristain de Ordiziaa











No hay comentarios:

Publicar un comentario